octubre 2017

Como llegue a «TEJIENDO EN VITORIA» en mayo 2016.

Me llamo MªAngeles. Fui con mis hijos a visitar el mercadillo de primavera en el Polideportivo del colegio Divino Maestro, dimos una vuelta por allí y mi hijo se fue. Llegamos al puesto de «Tejiendo en Vitoria» y le comente a mi hija que sabia que estaba este grupo de personas (a tres minutos de mi casa). Yo estaba pasando un difícil momento personal, sin ganas de nada, mi hija se acerco y yo con ella, estuvimos hablando con Piedad, nos comentó cómo funcionaba, la única condición es saber hacer punto o ganchillo.

Mi hija preguntó que cuando podía ir y Piedad le dijo, si quiere ahora mismo (palabras de mi hija): pasa con ellas, luego vuelvo, me acerque e Inma me dijo: ¿Quieres tejer un cuadro?  Sí, pero no tengo nada. Me respondió, «no importa», abrió una bolsa, sacó un ovillo de lana y le pidió a Magdalena un ganchillo e hice un cuadro. Volvió mi hija, me pregunto ¿Has estado bien? Respondí que sí y ella me contestó: «pues ya sabes, martes y jueves a tejer, que para hacer ganchillo en casa sola, lo haces con ellas».

Llevo año y medio ya. Lo que más me motiva es la participación en muchos proyectos solidarios (y cuando llegan a su destino, lo comunican).

«Quiero decir que aunque no nos lo comunicaran yo seguiría colaborando, pero yo quiero agradecerlo».

Un abrazo para todas.

MªAngeles

 

 

 

 

Leer más