Tejiendo en VitoriaUrban knitting Vitoria-Gasteiz
Carrera de cascabeles 2014

Una mañana llena de ilusión en La Florida

Como ya os anunciamos en un reciente post, la Fundación Once nos comunicó hace unos días, que éramos candidatas al Cascabel de Oro de Vitoria-Gasteiz.

Pues bien, ayer sábado, un grupito de las chicas de Tejiendo en Vitoria nos acercamos hasta el Parque de La Florida, donde se celebró la Carrera Popular de once kilómetros solidarios por una sociedad inclusiva así como la Carrera de Cascabeles, organizadas ambas por la ONCE y Cruz Roja.

Como siempre, disfrutamos un montón, primero desayunando y después acercándonos a los stands de las dos organizaciones.

Enseguida pusimos unos banderines de ganchillo que habíamos tejido entre todas, y unos logos preciosos, que tejió nuestra compañera Piedad (no te enfades ¿eh?, es que hay cosas que hay que decir).

Nos hicimos muchas fotos, para que quedara constancia de nuestra participación.

Y empezó la Carrera de Cascabeles y una de nuestras compañeras, Inés (tampoco te enfades tu ¿eh?), acompañó a uno de los participantes a lo largo del recorrido. Fue muy bonito y emocionante. Son cosas que merecen la pena.

Al acabar ambas carreras, nos ofrecieron a todos un bocadillito de chistorra hecho por la Escuela de Hostelería, que estaba muy rico.

Y llegó el momento de la entrega de premios.

Varias personalidades de nuestras instituciones, Ayuntamiento de Vitoria-Gasteiz, Diputación Foral de Alava y Gobierno Vasco, estuvieron presentes en el evento, otorgando el Alcalde de la ciudad, Javier Maroto, el Cascabel de Oro a los ganadores de esta edición, el IPI Sansomendi.

Aunque allí les aplaudimos por su merecido premio, sirvan estas líneas para volver a darles la enhorabuena por su galardón.

También nos acordamos de Zuzenak, por ser igualmente candidatos al premio.

Pero claro, lo más impresionante, es que Tejiendo en Vitoria estuvo ahí, fuimos candidatas por sorpresa, y nos ilusionó mucho. Vivimos un sueño durante unos días. Y por eso también estamos contentas de haber quedado segundas; porque nos sentimos igualmente ganadoras, porque se han fijado en nuestro grupo, porque no hemos pasado desapercibidas.

¡Con el poco tiempo que llevamos juntas!

Así que esta experiencia nos ha dado una inyección de ilusión y entusiasmo que nos va a animar a seguir adelante con la labor que llevamos a cabo, siendo conscientes además, de que toda acción conlleva una reacción, y esto que hemos vivido es la prueba de ello.

Por último, lo más importante; muchísimas gracias a todas aquellas personas que nos habéis votado; a nuestras familias, amigos, a otras tejedoras…

Seguiremos intentando sorprender…

Eva (segunda)

1 Comentario

  1. Ines
    13 octubre, 2014

    Es el primer año que he acudido, pero he estado muy agusto y un poco emocionada

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *